lunes, 13 de junio de 2011

El Evento

Este último fin de semana me vino a visitar la Cazavampiros. Su visita coincidió con El Evento aquí en Roma, al cual quería/debía asistir y, para que no hayan malentendidos, reproduzco acá el mensaje exacto que le envié al respecto:

Ah, verdad... a ver, cómo te explico... 
Resulta que estoy colaborando con Amnistía Internacional.
Ellos tienen varias campañas.
Una de ellas es una campaña a favor de los derechos de la gentita LGBT
Y el sábado hay una manifestación a favor de sus derechos.
Y yo debería estar ahí.
Y como tú estarás conmigo...
Pues... ¿qué te parece si vamos un ratito a la marcha pro-derechos LGBT?

Ahora supongo que entiendes por qué te he explicado tanto el asunto, porque si de cajón te decía "Oye, acompáñame a una marcha gay," seguro que te llevabas la idea incorrecta.

Y eso. Supongo que ustedes entenderán también.

El Evento tenía como gran atracción a Lady Gaga. Las noticias decían que iba a estar presente dando su apoyo, y que luego de un discurso iba a dar un mini-concierto. Chévere. No es que yo sea fan de Lady Gaga, pero entre todas estas super-mega-cantantes, es la que me parece más interesante. Y vamos, iba a ser gratis, a caballo regalado no se le mira el diente.

Luego de varias idas y vueltas, logré convencer a la Cazavampiros de ir a la parte final de El Evento. Ella no estaba muy contenta, era su primera vez en Roma, tenía solamente 24 horas en la ciudad, y como que no le afanaba ir a una marcha LGBT. Yo creo que es entendible, pero vamos, yo siempre he sido bien bruto para estas cosas.

Anyway, luego de estar seis horas dando vueltas a Roma (caminamos desde San Pietro hasta Piazza Venezia, pasando por el Castel Sant'Angelo, Piazza Navona, el Panteón, la Fontana di Trevi y Trinità dei Monti), y luego de un descanso de 10 minutos en mi casa, nos dirigimos a El Evento.

Como los buses que nos llevaban a la zona estaban cancelados, y como la parada de metro de Circo Massimo (en donde era el show) aparentemente estaba más cerrada que la Universidad de Valencia en Agosto, nos bajamos en la parada del Coliseo. Ahí, nos topamos justamente con la Gran Marcha de El Evento.

A decir verdad, la marcha fue bastante light. Un par de gente semidesnuda por ahí, plumitas por allá, y ya está. Globos por todos lados, eso sí. Anyway, se suponía que nos encontraríamos con Steph y Dave más adelante, así que esquivamos la marcha, y nos dirigimos al Circo Massimo.

Fue entre toda esta gente que llegué a una de mis Reglas Máximas:

Mira dos veces antes de mirar.

Porque pucha, a pesar de ya haber recibido entrenamiento en ello, uno nunca puede dejar de sorprenderse con lo que encuentra.

Y nada, tengo que admitir que El Evento estuvo entretenido. Parece que juntaron una mancha de como un millón de personas. Ahora, lamentablemente, acabó fatal. Y no, no acabó fatal para mi, como podrían esperar ustedes, lectores malignos. Acabó fatal como evento, y les explico por qué.

Estuvimos en el asunto como cuatro horas. Cuatro horas de solidaridad con gente injustamente discriminada, sí, pero cuatro horas esperando algún show entretenido de la Lady Gaga esa. Y bueno, la chica apareció, dio su discurso (que desde mi punto de vista fue demasiado largo y carecía de estructura, a pesar de tener sus buenas frases), cantó dos canciones (en la versión más depre posible) y fugó. No sólo dejó a todos desilusionados, esperando lo que debía haber sido el inicio de un fiestón, sino que dejó al millón de espectadores LGBT con ganas de cortarse las venas. ¡Fatal! Al final más de la mitad de la gente se fue, y el show parece que tuvo un bajón.

Claro, nosotros también fugamos, había dejado a la Cazavampiros cuatro horas sin comer (por hacer algo que ella no quería hacer), y me preocupaba mi estado de salud.

Así que nada. Entiendo que El Evento haya sido más bien un acto político que un concierto de Lady Gaga, pero vamos, por lo menos debería haber sido pensado mejor como para no decepcionar a tanta gente...

En una nota más seria y/o reflexiva, luego de ver El Evento, y escuchar el "no somos distintos, no somos iguales, pero estamos unidos" (o algo así), debo decir que me encantaría que esto algún día se transforme en algo que no sea sólo de la comunidad LGBT, sino de todo ser humano. Que sea una manifestación a favor de la libertad en ese aspecto de nuestras vidas, en contra de ser juzgado por acostarte con tal cual, o por cuándo decides hacerlo, o whatever. Ya sea con el mismo sexo o con distinto, antes o después del matrimonio, a oscuras o con las luces prendidas, que se respete lo que uno quiera hacer. Sería fabuloso que, en el futuro, heteros, homos y demás se puedan juntar y decir al mismo tiempo "¡Qué le importa al resto todo esto!"

Miren, miren, me salió verso sin esfuerzo. Chévere.

3 comentarios:

Diego, el Mapache dijo...

Ah, qué mal con la Lady Gaga, aunque como dices, no se suponía que fuese un concierto con todas sus letras. Al menos la viste, y es más de lo que muchos podrán decir. A mí me vacilaban sus primeras canciones, pero las últimas (de "Alejandro" para adelante) ya se me hacen monses.

Y bien ahí con apoyar en la marcha, que los derechos gays son derechos humanos. Yo también habría hecho la aclaración, porque si hubiese estado junto, no estaría revuelto, definitivamente no. Saludos

supernena4 dijo...

Totally agree

Joel Jones Pérez. dijo...

Pues al final cantó "Born This Way" y "The Edge of Glory":

http://www.youtube.com/watch?v=sI6PH2gUKtY

Sí, cheverísimas, pero ultra depres.