jueves, 26 de noviembre de 2009

Domingo, Día de Descanso


Este es medio aburrido, pero no puedo dejar de contarlo.

El teléfono sonó a las 8:00 am, con El Gato Volador, pa' variar. Tardé un poco en recobrar mi identidad, en identificar la realidad correcta, y arrastrarme fuera de la cama. Era un "número desconocido," lo que significaba que la llamada muy probablemente era de Perú.

Inicialmente no reconocí quién me llamaba. Había música en el fondo, parecía un juergón. Eventualmente, dentro de la confusión, noté que era mi padre, y que me estaba agradeciendo algo.

Mi conciencia eventualmente se dio cuenta que debía actuar. Recordé que ese día se celebraban los 25 años del colegio. Para conmemorarlo, una madre de familia había grabado un video para mi padre, y nos había pedido a mi hermano y a mi, junto con varios profesores, otros padres de familia, trabajadores y alumnos, que grabáramos un testimonio sobre la labor de mi padre en el colegio. Y parecía que le había gustado lo que dije. Desafortunadamente, mi conciencia no logró activarse plenamente, y sólo logré emitir un ronco "Ajá, qué bueno que te haya gustado... sí, estaba durmiendo... no, no te preocupes, diviértanse mucho..." Creo que pa' cuando colgué, ya me había vuelto a dormir.

La razón por mi cansancio se debía a que la noche anterior había sido la despedida de Catalina, una de las cuatro mejores amigas que tengo aquí en Valencia. Ella partía el lunes siguiente a Lisboa, así que el sábado se hizo cena y demás. Terminé durmiendo a las 3:30 am, así que una llamada a las 8:00 am era medio fatal para mí.

Desperté nuevamente a las 11:00 am. ¡Cha mare! Se suponía que ese día iba a ayudar a Catalina a empacar sus cosas. Inmediatamente miré mi celular, a ver si tenía un mensaje. Y sí lo tenía, pero no de Catalina. Era de Esther (suena un tambor, o algo pa' marcar suspenso, pe).

Lo que siguió fue como una búsqueda del tesoro. Esther me pedía que entrara a Facebook, donde me había dejado un mensaje. Al levantarme y entrar al sitio en cuestión, lei su mensaje: Esther estaba en el aeropuerto, camino a Finlandia, y sin querer había dejado las llaves de su casa colgadas en la puerta, de forma que cualquier extraño podía entrar. Sí, con esto ya se imaginan lo organizadísima que es Esther. Y eso que lleva agenda (seguro que se olvidó apuntar "Sacar las llaves de la puerta.").

Whatever. Mi misión era recuperar las llaves. Grande. Me levanté, me duché y tomé desayuno. Llamé a Catalina, y descubrí que todavía no estaba 100% organizada. Chévere, me daba tiempo de ir donde Esther. Llegué al edificio, toqué un timbre al azar, y me inventé un cuento pa' que me dejaran pasar. Y no funcionó. Evidentemente.

Cha mare. Y eso que mi cuento era bueno. Luego me dijeron que lo que había fallado era que me había disculpado, y que había dicho "Buenos días"... España es distinta.

Luego de cinco minutos de espera, bajó una ancianita, aparentemente yendo a misa. La verdad es que cuando abrió la puerta tuve que combatir un impulso de lanzarla a la calle y meterme a lo bestia dentro del edificio. Afortunadamente logré controlarme, y tan sólo le dije "Voy al número 4" mientras ella, confusa, no decidía si olvidarse del asunto o llamar a gritos a la policía. Hizo lo primero, y logré escabullirme adentro.

Habiendo recuperado las llaves, y logrando controlar las ganas de meterme al piso de Esther y descubrir sus más perversos secretos, regresé a casa. Veinte minutos después, por internet, ofrecí su piso en alquiler como prostíbulo (todavía tengo las llaves, por si hay algún interesado por ahí...).

En eso llamó Catalina. Era hora de ayudarla. El plan era ir donde su amiga Lizbeth, quien tenía dos maletas de Catalina (como 35 kg en total). Recogeríamos las maletas y las llevaríamos a mi piso, donde yo las guardaría junto con otros 25 kg que ya tenía. El por qué Catalina tenía sus cosas desperdigadas por toda Valencia es una historia demasiado oscura y pertubadora para este blog, disculpenme por no contarla.

Una vez realizado el trámite, Catalina re-empacó todas las cosas. Esther y yo iremos a Lisboa en unas semanas, a visitarla a ella y a Paula, y la idea es que le llevemos unos 30 kg. Mientras ella re-empacaba, preparé una pasta al pesto sencilla, y comimos juntos. Tutto bene. Después de unas horas, Catalina regresó a casa. La idea era que terminara de empacar sus otros 90 kg, y luego yo iría a ayudarla a llevar sus maletas adicionales donde Dalia. El por qué Catalina no se llevaba sus cosas a Lisboa con ella es otra historia demasiado oscura y perturbadora para este blog. Disculpenme también.


Al regresar a mi habitación, casi me desmayé al ver que de todo lo que tenía de Catalina, ¡alrededor de 35 kg correspondían a muñecos de peluche!

Pos na'. Dejé mi laptop corriendo algunos programas, y decidí ver una película mientras esperaba que Catalina me llamara. Una hora y media después, me llamó mi madre. Estaba muy emocionada por la fiesta del día anterior. Yo conversé un rato, y luego le dije que necesitaba el teléfono libre, que Catalina me llamaría en cualquier momento, y que mejor sería que habláramos por Skype. Ella se resintió, me dijo que no quería hablar por Skype, y que me llamaría luego. Colgó.

Cha mare.

Media hora después, extrañado por no saber ninguna noticia de Catalina, revisé el Skype... y vi un mensaje suyo. Genial, no me había llamado, podría haberme ahorrado el resentimiento de mi madre... En el mensaje decía que ya podía ir a ayudarla. No obstante, también vi un mensaje de Paula, preguntándome sobre algo de física. Mein Gott! Esta vez decidí pasar.

Llegué a Burjassot a las 9 pm. Al entrar en la residencia donde Catalina se había hospedado en el último mes y medio... y descubrí que le faltaba mucho por terminar..... sigh....

Anyway, noté que de todas formas podía ayudar. Tomé unas mochilas suyas, y unas cajas que no se iba a llevar, y me las llevé a la universidad. La idea era dejarlas en su oficina, para que se las llevara la próxima vez que volviera a Valencia. Ahora bien, ir a la universidad un domingo, a las 9:30 pm, es ciertamente perturbador. Los guardias deben haber tenido una impresión bastante curiosa conmigo, al verme llegar con dos mochilotas y un par de cajas desarmadas. Estoy seguro de haber escuchado cómo uno, lentamente, quitaba el seguro a su pistola...

Bueno, ya perdí a la mitad de mi audiencia, así que termino la historia. Al final, tomamos dos taxis donde Dalia, quién nos recibió con una pizza. Espectacular. Catalina logró distribuir sus cosas, y regresó a Burjassot en taxi, a buscar su pasaporte en la universidad.

Sí. Dije su pasaporte. En la universidad. ¿Qué? ¿Pensaban que Esther era la distraída?

Anyway. Una amiga más que se va... En este caso, sé que Catalina regresará en unas semanas (recogerá unos 30 kg más para llevarse a Lisboa, calculo), pero si no fuera así, sería muy triste. Es verdad que esta vida de físico permite que uno conozca muchas cosas nuevas... pero todo esto será siempre pasajero. Ahora se me ha ido una amiga... y no me gusta.

Cha mare.

14 comentarios:

Jomra dijo...

Salud

Truco: Tocar todos los timbres casi a la vez. Siempre hay alguien que abre sin preguntar. Otro truco: Decir "correo comercial" o "publicidad", casi por norma abren (no importa la hora ni el día).

Sobre lo del resto de la historia poco puedo decir, sin más siento que se vaya alejando la gente que quiere, pero esas cosas pasan (y bien que lo sabes).

Por lo demás, ¿con tanto peso mejor no hubiese sido la opción de alquilar una "furgoneta"?

hasta luego ;)

PD: Nunca se dice "España es distinta", siempre se debe decir en la versión en inglés tan popular en la publicidad franquista: "Spain is different" :P.

FJRA dijo...

Ese truco de tocar todos los timbres es el que usan las chibolas en el primer capítulo de Big Bang... y claro, los físicos no pudieron entrar a la primera. Parece que las cosas se repiten...

Eso de la llamada a tus 8am me recuerda cuando estuvimos hablando contigo a esas horas... al menos aún no estabas dormido ese día :P.

Saludos,
FJRA

Paola dijo...

Ay, Joel, esto de "una de las cuatro mejores amigas que tengo aquí en Valencia", ha sido adrede para que ahora todas tus amigas se pregunten: quiénes serán las otras tres? ;-)

supernena4 dijo...

¡Perro traidor que no 'tienes tiempo' para atender mis mensajes! ¡Bastardo! ¡Pero tú quién te crees que eres! ¿¡Mister ocupado?! JA - JA. ¡¡¡Maldito!!!! Me iré a buscar a otro al que SÍ le apetezca discutir conmigo de física... ¡¿Ni siquiera un 'ahora no puedo'!? (llorando) Yo lo hubiera entendido... Lo juro, juro que lo hubiera entendido (sollozando)... Yo siempre te entiendo (me sorbo los mocos).

;-)

En fin... no me voy a quejar, yo, que también por estar 'demasiado' ocupada se fue la olla con lo de Catalina y al final no hubo manera de localizarla pa' traerme sus cosas para acá... Así que no te reprocho que no me atendieras porque ese trabajo 'extra' era en realidad mío :-(

Bop!! Ahora tengo yo a Catalina por acá y ambas estamos deseosas de enseñaros Lisboa. El viernes ese estarás con ¿? de tus cuatro mejores amigas!!

;-)

Un beijo,

Paula.-

PS1.- Sí, esta vida de investigadores es lo que tiene, pero... ¡¡y la cena que nos vamos a pegar de aquí a veinte años cuando casualmente estemos de nuevo todos juntos en otra ciudad!! Será memorable, espectacular.

Jess dijo...

"Es verdad que esta vida de físico permite que uno conozca muchas cosas nuevas... pero todo esto será siempre pasajero"

No sólo para la vida de físico mi estimado Joel..para la vida de una abogada queriendo ser periodista tb!!

Duele no?...

Besito!
Jess

Joel Jones Pérez. dijo...

Jomra, ¡no sabía que el "lema" era utilizado en época franquista! Aquí se dice de broma, siguiendo una propaganda turística... pero no sabía que se remonataba a la época de Franco.

Francisco, es cierto, parecido a esa vez que nos quedamos todos hablando, con la ligera diferencia que eran las 5 am, ¡y yo recién regresaba! :-)

Paola, digamos que con tu comentario ya participan las cuatro en este post.

Supernena (alias Paula, ya veo que no intentas esconder tu verdadera identidad), me olvidé de preguntar, ¿qué pregunta me querías hacer? Con respecto a tu PS1... será épica. Sigo esperando tu PS2, eh.

Jekka, ¿qué tipo de periodista quieres ser? Porque parte de estas frustraciones están relacionadas con el no poder establecer nada 100% fijo por acá.

supernena4 dijo...

PS2.- Te preguntaba algo cuya respuesta era: No es una suma normal, es una suma directa.

Jate tú!

Jomra dijo...

Salud

Es que ahora siempre se dice en broma. O mejor, se dice de forma fatalista (negativa). Sí, fue una propaganda de la época del ahora senador Manuel Fraga como ministro de Información y Turismo en la segunda etapa del franquismo (cuando España quería volverse el caribe europeo, vendiendo, sol, playa y fiesta para los turistas extranjeros, ¡y todo barato con la peseta en devaluación constante!).

Hasta luego ;)

Jess dijo...

en verdad como que no tengo pensado que tipo de periodista..pero a lo que voy es que en general es dificil establecer algo fijo y estable en cualquier lado.. pero meimagino que especialmente cuando no estas en lo que consideras tu hogar (sorry si suena cursi) y en general sí pues conoces mucha gente mcuhas cosas..te diviertes un montón pero ese cable a tierra hace falta...mmm
no sé..creo que me inspiré demasiado!!!
besito

hanna dijo...

caminandoporeltecho.blogspot.com

JanuskieZ dijo...

Hi... Looking ways to market your blog? try this: http://bit.ly/instantvisitors

Luciano dijo...

Oye, se me había pasado este post, no sé cómo no lo vi! Q gracioso todo lo q cuentas... tan distraidas son tus amigas? jajaja

Y los físicos q nos quedamos aquí en nuestro terruño tb terminamos perdiendo a todos los q se nos van fuera... como tú, x ejemplo!

juan dijo...

Hola;
Permíteme presentarme soy Juan administrador de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial, me encantaría contar con tu blog en mi sitio Web y así mis visitas puedan visitarlo también.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a: morenojm22@gmail.com
Éxitos con tu blog.
Un cordial saludo
Juan

Joel Jones Pérez. dijo...

Excelente, Juan, para mí sería todo un gusto el tener mi blog en tu directiorio.

¿Cuál es la dirección del directorio?