domingo, 1 de noviembre de 2009

Recuerdos del Pasado: Mad Science



Hace unas semanas se presentó en Valencia una muestra de fotos del CERN. Eran fotos artístico-científicas del experimento LHC, que es aquel que todos (ok, casi todos) los físicos de partículas estamos esperando. Resulta que hicieron una convocatoria, pidiendo voluntarios físicos que le presentaran al público el contenido de las fotos. Por alguna extraña razón, decidí que la cantidad de trabajo que tengo hoy en día no es suficiente, y me apunté.

La verdad es que salió bastante bien. La presentación fue un sábado, y duró una hora. Fue curioso, porque las fotos eran más que nada experimentales, y los dos que estuvimos ese día eramos teóricos. Tuvimos que inventarnos un par de cosas (o tomar reasonable assumptions, como bien nos enseñan), pero al final creo que el impacto fue positivo, y las tres personas (público monumental) que vieron la presentación parecieron quedar contentas.

El haber dado esta presentación me recordó mucho a la época justo antes de salir de Lima, cuando trabajé en Mad Science. Pa los que no saben, Mad Science es una franquicia que se encarga de hacer entretenimiento científico para niños. Básicamente, en vez de tener al mago haciendo trucos en un cumpleaños, se tiene un "científico" haciendo "experimentos."Sí, yo me dediqué a entretener niños, no es raro, ¿no?

¿Cómo llegué a Mad Science? Resulta que después de terminar mi carrera de físico, evidentemente no tenía trabajo. La verdad es que no tenía ganas de trabajar en algo no relacionado con la física... después de estudiar esto por cinco años, no me parecía muy chévere terminar limpiando mesas, haciendo logística o cazando cocodrilos. Por consistencia, tenía que estar en algo relacionado con lo que había estudiado.

Y fue entonces que apareció Mad Science. Para serles honesto, no me contrataron pa que hiciera los shows, sino más bien para revisar los textos de las fiestas. Toda la gente de Mad Science en esa época eran actores, y las guías tenían unos cuántos errores que ellos no sabían corregir. No obstante, por razones burocráticas, no me podían pagar por eso, así que terminé haciendo fiestas de cumpleaños también.

La pasé bastante bien. Fue una experiencia muy buena, aprendí muchísimo sobre cómo transmitir información a niños, e incluso llegué a aplicarlo con mis alumnos en la universidad. Los resultados en la universidad fueron bastante decentes, aunque no sé si eso habla bien del método Mad Science, o si habla mal de mis alumnos universitarios...

Anyway, al recordar esta época de mi vida, decidí revisar los archivos de mi PC, a ver si encontraba algo relacionado. ¡Y lo encontré! Encontré unos seis informes que escribí sobre fiestas particularmente memorables. Para que tengan una idea, les voy a poner unos cuántos extractos, y les pido que usen su imaginación para llenar vacíos:

1. No me había dado cuenta que la fiesta era tan bacán, salí muy emocionado (...). Desde el primer experimento, donde el cohete de plástico salió volando, chocó con el techo (de KFC10!!!!), rebotó en los juegos y casi (casi!!!) entra en el bolsillo de mi guardapolvo, hasta el último, donde simplemente los niños ignoraron todo intento de mantenerlos sentados, todo salió chévere.

2. ... tuvimos un dilema existencial en el momento de hacer el truco de magia, ya que la madre había invitado también a un mago. ¡Y el mago hacía el mismo truco que nosotros!

3. En la primera fiesta se me escapó un detalle (je, je). Cuando terminé la fiesta y entré en la cocina, le dije a la primera persona que vi "¡Qué malcriados los chibolos!" sin darme cuenta que justo en ese momento la mamá estaba pagando al costado. Escuchó todo, pero escapé fugazmente. No me volvió a dirigir la palabra (lo siento!).
En la segunda fiesta, la madre tampoco me dirigió la palabra, pero simplemente por desprecio, no porque yo haya hecho algo. Malvada.

4. Niños posesos. (...) La mamá media monse también, al final de la fiesta (...) le digo que espero le haya agradado el show, y me respondió "Bueno, sí, simpático." Simpático, claro, muy simpático fue aguantar a sus chibolos. Ni quiero saber qué me puso en la encuesta.

5. Al final del taller, después de darles sus diplomas, les comenté sobre las fiestas en casa, en KFC y en Burger King. Inmediatamente me hicieron roche, diciendo "¡Se dice Boorger King!!" Así que pasamos a clase de inglés ("¿Acaso ustedes dicen Kentoocky?"). Uno de los chibolos se burló, diciendo que no podía ser que no supiera dónde trabajaba (claro, pa' eso no tartamudea, me saca de quicio gritando y tartamudeando todo Enero, pero pa' eso no tartamudea, ¿no?).

 El último informe que tengo guardado es épico. Lo pongo con lujo de detalles.

6. Mientras armaba el kit, empezaron a llegar los invitados. Todos japoneses, muy gracioso. Sin embargo, me llamó la atención que entre ellos hablaban japonés (dashikete, ohaiou, watashi wa, etc). Le comenté esto a la hostess (...) y ella me dijo que ellos no hablaban español.
¡Plop!
Me acerqué a la madre, y le pregunté. Me dijo que efectivamente, no entendían bien el español (en ese momento llegó una señora y todos los chibolos en coro gritaron "Ohaiou!!!"). Me dijo que justo por eso había contratado a Mad Science, porque era más que nada visual. Bueno, yo le dije que era un problema, ya que esta fiesta incluía mucha conversación, y que yo sólo sabia decir "Watashi wa Joeru" (todos los japoneses se rieron...). Para esto, la madre me respondió "Bueno, el dueño del cumpleaños sabe español... y esas dos chicas de allí también".
¡Re-plop!
Así que empecé. "¡¡Hola chicos, ¿cómo están?!!" Silencio. Tres segundos... y el dueño responde "¡Bien!".
Dios mío.
Ya pues. Seguí. Unos cuantos experimentos. "A ver, ¿a quién de aquí le gustan las aventuras?" Uno levantó la mano. Dos. Tres. ¿Me entendían? 
"¿Quién de aquí ha montado bicicleta muy rápido?" Más personas levantaron la mano. ¡Parecía que me entendían! 
"¿Quién ha patinado a toda velocidad?" ¡Levantaban la mano! ¡Me estaban entendiendo!
"¿Quién ha subido un cerro?" ¡Más manos! ¡Todos!
"¿Quién se ha lanzado en paracaídas?" Y allí me di cuenta... Todos levantaron la mano. Y ninguno se rió.
No entendían nada.
Cómo te explico que la fiesta, que debía durar una hora (con puaj todavía), duró 40 minutos...

Estuve en Mad Science casi dos años. Al final fue demasiado, pero no cambiaría esa experiencia por nada del mundo... a excepción de esa vez que reventó un contenedor de agua oxigenada en mi cara, justo cuando estaban grabando pa salir en la tele.... esa sí fue una vergüenza.

¡Hasta la próxima!

10 comentarios:

Luciano dijo...

Hey! Esto lo escribiste después de conversar con nosotros!

Yo siempre me acuerdo de tu época en Mad Science, x todo lo q me sorprenderá siempre la paciencia y voluntad q has debido de tener para haberlo hecho. Y tus fotos eran bien divertidas jajaja te involucrabas totalmente.

A quién le dirigías esos resúmenes? :P

Jess dijo...

Me he matado de la risa!! con todo lo que pasaste en Mad Science...Increible..
Me encanto esa parte en la que se te salió "Qué malcriados estos chibolos"..me pareció muuyy conocido!! jajaja
Besito

Jess

Bruno dijo...

¡No quieren ahora un químico en Mad Science? (el agua oxigenada nunca se cierra herméticamente excepto en contenedores flexibles) ;)

El Tunche dijo...

Oye Joel pásate el link de algún video para verte en acción pués! jaja

Joel Jones Pérez. dijo...

Luciano: sí, esto lo escribí a la mañana (tarde) siguiente. Cha que esa noche dormí tres horas nomás, no puedo dormir hasta después de las 11 am...
El mensaje estaba dirigido hacia la jefa, dicen las malas lenguas que eran comentados bastante. :-S

Jekka: ¿Y lo del tartamudo? Espero que en eso venga algún defensor y proteste por mi forma de presentar al niño... pero pucha, ¡realmente era insoportable!

Bruno: ¿AHORA quieres trabajar en Mad Science? Pero sí, los contenedores eran flexibles, no te preocupes por ese lado. :-P

Tunche: ¡Es cierto! He buscado justo ahora algún video, porque salí en uno o dos reportajes de Frecuencia Latina. Pero sólo encuentro uno, y es del programa, donde nunca salí. :-(

Edmar-Física dijo...

Hola, me llamo edmar, soy estudiante de decimo ciclo de física de la UNMSM, interesado mucho en la divulgación de la ciencia. Motivo por el cual manejo un blog: http://edmarfisica.blogspot.com/
me parece muy interesante los proyectos como el de Mad Science, profesor chiflado, ciencia divertida ya que es una forma de como, nosostros como "hombres de ciencia" podamos incursionar en los negocios y lo más interesante es que con algo relacionado a lo que sabemos,mi interes es formar alguna empresa relacionado con la ciencia, espero lograrlo. saludos desde lima. Pd. suena bonito esto del "entretenimiento científico para niños"

Marité Estefanía dijo...

se te extraña!!!...vente rápido!!!

tagskie dijo...

hi.. just dropping by here... have a nice day! http://kantahanan.blogspot.com/

papa frita dijo...

Hola!
Aunque tu post es pasado acabo de leerlo y es un mate de risa. Yo trabajo en Mad Sciencde pero no soy cientifica, soy anfitriona (slos que se encargan de hacer los juegos antes de que entre el show de ciencia) y sí cada fiesta es una experiencia nueva y únioa...buena o no tan buena pero finalmente enriquecedora y sobre todo divertida (aunque en algunos momento nada nos haya resulteado risible)...A veces me pongo a recordar mi primera fiesta y realmente fue un desastre...si yo hubiera sido mi jefa me despedía a mi misma!!! jajajja bueno gracias por tu post! éxitos Joel!!

Joel Jones Pérez. dijo...

¡Hola Papa Frita!
Me contaron esto nuevo que han hecho, de introducir las anfitrionas dentro de Mad Science. ¿Esto significa que ya no hay anfitrionas en BK ni KFC? ¿Todo es Mad Science?

Y de acuerdo, cada fiesta es única. Hay fiestas donde sales completamente destruído después de lidiar con cuatro pequeños critters, mientras que hay otras donde con un dedo manejas cincuenta niños, y terminas con una energía que te hace creer que dominarás al mundo. :-)

Y la primera fiesta nunca debe tomarse como ejemplo de cómo será un científico o anfitrión. Ni la segunda. Ni la tercera. Ni...