sábado, 15 de noviembre de 2008

El Secuestro de Rakis/Caladan


(Ocurrido el 24/10/2008)

Acto 1, Escena 1
Se levanta el telón, dejando ver un piso. Al centro se encuentra la sala, con Guilherme y la Mari cenando frente al televisor. A la izquierda una puerta, perpendicular al público, y tras ella, las puertas de dos elevadores, con un letrero indicando Piso 12. A la derecha de la sala, otra puerta, correspondiente a la habitación de Guilherme y la Mari. Esta puerta está frente al público.
Un reloj en la sala (ficticio, realmente no está ahí) indica que son las 9:30 pm.

Se abre la puerta de uno de los elevadores, entra Joel en la escena. Abre la puerta del piso, saluda a Guilherme y a la Mari. Conversación típica, Joel está cansado, la Mari no ha trabajado ese día y tiene fiesta, Guilherme no dice mucho. Joel pasa la sala, y entra a primer plano. Deja entender que se encuentra en la cocina, y se prepara algo (un Cordon Bleu de Lidl con puré de papa). Lo trae de vuelta a la sala y lo come mientras conversa con la pareja, en una mesa aparte.

El reloj avanza. Son las 10:00 pm. Se abre el elevador nuevamente, entra en escena Tomas, el chico checo. Sigue una rutina similar a la de Joel, hablando menos (no habla bien español). Prende su laptop y la usa sobre la misma mesa donde está cenando Joel.

El reloj avanza. Son las 10:15 pm. La Mari sale del piso. Joel termina de cenar, y se pone a lavar los platos. Guilherme sigue frente a la televisión, ChicoCheco sigue frente a su laptop.

El reloj avanza. Son las 10:30 pm. Joel decide revisar su correo. Sale de escena por la derecha, donde se entiende se encuentra su habitación. Sólo se escucha el teclado del chico checo.

El público siente una ligera sorpresa, seguida de unos segundos de curiosidad. Esta curiosidad es seguida por un fuerte sentimiento de miedo.
Joel entra en escena, la preocupación es evidente en su rostro.

Joel: ¿Alguien ha visto mi laptop? ¡No la encuentro!

Guilherme lanza una palabrota. ChicoCheco sigue frente a su computadora (por lo general no se entera de mucho). Joel empieza a mirar alrededor de la sala. No encuentra nada. El público empieza a sentir más miedo.

Joel: ¡No está! (sale de escena, hacia su habitación, Guilherme le sigue)
(Fuera de escena)
Guilherme (en portuñol): ¿Estás seguro que estaba aquí?
Joel: ¡Sí! ¡Mira! Ahi está el mouse. Ahi está el adaptador del enchufe. La laptop ha desaparecido.
Guilherme: No puede ser... La Mari y yo hemos estado aquí todo el día... con Anderson.

El público siente desesperación. Confusión.

(Fuera de escena)
Joel: Tengo que... tengo que... ¡Tengo que decirle esto a la Elena! ¡Podría haber sido la chica que limpia! ¡No sé! ¡Y llamar a la policía!
Guilherme: Sí, sí, habla con la Elena.

Joel y Guilherme entran en escena. Joel se planta frente a ChicoCheco, mientras que Guilherme saca su celular y entra a su habitación, sin prender la luz.

Joel: Tomas, me han robado la laptop. ¿La has visto en algún lado?

ChicoCheco se asusta, pero dice que no. Se escucha a Guilherme hablando en portugués en su habitación.
Joel sale por la puerta, hacia los elevadores. En el extremo izquierdo del escenario, toca un timbre. Se abre una puerta en ese extremo del escenario, entra en escena Jose María.

J.M.: Hola, Joel, ¿qué tal?
Joel: Pues... mal. Ha desaparecido mi laptop.
J.M.: ¿Qué cosa?

Entra en escena Elena, detrás de Jose María.

Elena: ¡¿Te han robado?!
Joel: Si. Quería saber quién tiene acceso al piso.
J.M.: Nadie. Sólo ustedes tienen la llave.
Joel: ¿La chica que limpia?
Elena: Ella no tiene la llave, se la damos nosotros cuando viene. Y hoy no ha venido a limpiar, vino ayer.
Joel: Ok. Bueno, tengo que ir a la policía, esto es serio.

Empieza conversación indicando confusión, queterriblismo (acción por la cual se dice muchas veces "Qué terrible" o frases similares) y bastante desesperación por parte de Joel. El público siente la confusión y desesperación. Joel se dirige a su propio piso, cierra la puerta tras de sí, y se dirige a su habitación, fuera de escena. Jose María y Elena salen de escena. Guilherme sale de su habitación, y acompaña a Joel.

(Fuera de escena)
Joel: No entiendo, no entiendo...
Guilherme: ¿Que vas a hacer?
Joel: Tengo... que denunciar frente a la policía.
Guilherme: Si, denuncia, denuncia, Llámalos, aquí responderemos todos. Ya llamé a Anderson, y está en camino.
Joel: Ok... ok...
Guilherme: En algún momento del día he perdido mi llave. Alguien la puede haber tomado y entrado.
Joel: Ok... ok... déjame llamar...

Guilherme entra en escena, nuevamente prende el celular, llama a la Mari. Le dice que regrese.
Mientras, se escucha la conversación en la habitación de Joel. El público siente paranoia, desconfianza hacia todos.

(Fuera de escena)
Joel: Buenas noches, ¿policía? (...) Si, buenas, quisiera poner una denuncia. (...) Un robo. (...) Un portátil, de mi habitación. (...) No, no ha habido ningún ingreso forzado. (...) ¿Perdón? (...) ¿Me podría dar el número, por favor? (...) Gracias....

Se escucha un grito de furia. El público siente frustración extrema.

(Fuera de escena)
Joel: Buenas noches.... (...) Quisiera poner una denuncia. (...) Un robo, me han robado mi portátil. (...) De mi piso, de mi misma habitación. (...) No, no han forzado la puerta, bueno, por lo menos si lo han hecho no es evidente. (...) Vivimos cuatro personas, contándome a mi. (...) Valencia. (...) Joel Jones. (...) Es NIE. El número es #######. (...) Reino Unido. (...) En Lima, Perú. (...) Once de Setiembre, del Ochenta. (...) Donald. (...) Guadalupe. (...) Calle Sagunto, número #, Puerta ##. (...) Teléfono #########. (...) Una HP. (...) Puf, el modelo... Pavilion. (...) Si, Pavilion. (...) ¿Perdón? (...) No lo sé. ¿Me podría decir qué opciones tengo? (...) Pero, ¿la dirección de las comisarías? (...) No, esa no. (...) No. (...) No. (...) Okey. (...) Ajá. (...) Okey. Pues no estoy seguro dónde quedan muchas de estas comisarías, así que mandemos la denuncia a la que se encuentra en Paseo La Alameda. (...) ¿Está abierta 24 horas? (...) Genial, voy ahora mismo. Muchas gracias. (...) Buenas noches.

El público se tranquiliza un poco. Joel entra a la escena.

Joel: Me voy a la comisaría, a presentar la denuncia.
Guilherme: Pues vamos contigo. Ahora viene Anderson y la Mari.
Joel: No, no, prefiero ir sólo por ahora. Si la policía necesita que declaren, vendrán, o los llamarán.

Entra Jose María en la escena, toca el timbre del piso. Joel abre la puerta. Al mismo tiempo suena el timbre de la calle. Guilherme sale del piso y toma el ascensor (no se puede abrir la puerta a la calle desde el mismo piso).

J.M.: Mira, lo he estado pensando, la única manera que esto haya ocurrido es que haya pasado de forma interna.
Joel: Lo sé. Dudo que un ladrón externo se de el trabajo de ir hasta el doceavo piso de un edificio.
J.M.: ¿Saben quién ha entrado? ¿Alguien más tiene las llaves?
Joel: Guilherme dice que él y Mari han estado aquí todo el día. Con un amigo.
J.M.: ¿Y tu Tomas? ¿Algún amigo tuyo habrá entrado?
Tomas (nunca ha salido de escena): No, no.

Entra Elena.

Elena: Que terrible, Joel. No puede ser. ¡Pero nadie más tiene las llaves! Nosotros hemos cambiado el cerrojo de la puerta justo antes que ustedes llegaran. ¿No tendrá algún conocido una copia de sus llaves?
Joel: No... Lo que no entiendo es por qué han tomado mi laptop. Estaba en mi habitación. Cualquier ladrón casual habría tomado la de Tomas, o la de Guilherme, que están en la misma sala. ¿Por qué entrar hasta mi habitación?

Se abre la puerta del elevador. Entran en escena Guilherme y Anderson. Anderson inmediatamente se dirige a Joel, Jose María y Elena.

Anderson (en portuñol, pero mejor que el de Guilherme): No puedo creerlo, tío. Es increíble, acá hemos estado todo el día Guilherme, Mari y yo. Y luego, cuando hemos bajado, me he ido a tomar algo, he ido a un locutorio a hablar con mi novia, y en eso Guilherme me ha llamado. He venido corriendo.

El público siente una gran desconfianza. Siente confusión frente a la actitud de Anderson. ¿Por qué nos cuenta su rutina después de haber estado con Guilherme y la Mari?

Anderson: Es increíble, ¿por qué alguien tomaría esta portátil? Si están las de Tomas y la de Guilherme aquí en la sala. ¿Por qué entrar a la habitación? No entiendo.
Joel: Eso nos estábamos preguntando.

Elena empieza a hablar, pero Anderson la interrumpe.
Anderson: Tío, ¿me podrías dar un vaso con agua?
Joel: ¿Perdón?
Anderson: Un vaso con agua. ¿Podrías darme uno?
Joel: Si, si...

Pasan al primer plano, donde está la cocina. Joel mira a su alrededor, confuso. Anderson toma un vaso, se sirve agua.

Anderson: No entiendo, tío, no entiendo.

Joel pasa a segundo plano, todos hablan al mismo tiempo.

Joel: Ni modo. Me voy a la comisaría.
Guilherme: Si, vamos. Te damos nuestros pasaportes. Tomas, saca tu pasaporte. Anderson...
Joel: No, no, no los quiero. Si la policía los pide, ahí si. Pero yo no quiero encargarme de esto.

El público siente desconfianza completa, hacia todos, incluso los que están en las butacas de al lado. Joel se despide, toma el elevador, sale de escena.
Se baja el telón. Antes de ocultarse, el reloj marcaba las 11:15 pm.

Se escucha la voz de la Mari.

(Fuera de escena)
Mari: ¡Joeeeel!

Joel entra por la izquierda. La Mari entra por la derecha.

Mari: ¿Qué ha pasado? ¿Cómo ha pasado?

Empieza conversación queterriblista. Entran Guilherme y Anderson por la izquierda también. Siguen con toda la conversación. Joel los deja y empieza a caminar.
Es evidente que está lloviendo, y Joel no tiene paraguas. Se apagan las luces.

Fin de Escena 1

¿Tienen ustedes un sospechoso? ¿Quién creen que fue?

9 comentarios:

El Tunche dijo...

El chicocheco sin duda.
Siempre desconfia de los checos¡¡¡... ?????

Y de las mujeres en minifalda con biceps desarrollados.

Luciano dijo...

Yo sospecharía primero de Joel. Todo lo tiene demasiado calculado, llegar a su dpto y NO entrar a su cuarto, sino primero comer, de ahi, llamar a Elena (asumo, la manager) para corroborar q NADIE pudo entrar (ni siquiera la de limpieza) y luego, juntar a todos los potenciales sospechosos y dejarlos solos para irse a la comisaria... todo está calculado. Es su excusa para conseguirse más adelante una macbook.

Y estoy seguro de q Tomás es un espía comunista. Nunca confíen de un checo llamado Tomás.

Cuando posteas la segunda escena! Quiero leer el desenlace!

Jomra dijo...

Salud

Estoy con Luciano 8-).
Pero la pregunta real es: ¿Quién se lleva una laptop y se deja el ratón y el adaptador? (es que ya puestos, o te llevas todo o nada.)

(La otra es: ¿Qué clase de gente llega a casa y lo primero que hace es cocinar en vez de abrir el PC?)

Hasta luego ;)

supernena4 dijo...

Dejas claro quién crees que fue, así que tienes al lector medio dirigido. A esas alturas de la historia yo desconfiaría más por los prejuicios que tengo de cada uno que por sus actos en esa noche. Me parece raro que G llame a A en seguida, ¿para qué? Vale que ha estado en el piso, pero no sé, esa llamada inmediata...

De todas formas estoy con Luciano!

Joel Jones Pérez. dijo...

¡Malvados! ¡Todos!
Ok, ok, todos menos el Tunche, aunque probablemente cambie su opinión luego de la malvada influencia del resto.

Porsiaca, Luciano, es Tomas, no Tomás. ¿Ahora confías en él?

¡Bienvenido, Jomra! ¡Y felicitaciones por tu blog, supe que lo promocionaron en El Comercio! Y gracias por tu pregunta, obviamente quien deja el mouse y el adaptador es aquel que tiene poco tiempo para llevarse la laptop.

Supernena, ¿por qué es raro que G llame a A inmediatamente?
Suponiendo que haya sido G: ¿Qué diferencia hay entre que lo llame diez minutos o una hora después? ¿Te parece que reaccionó demasiado rápido?
Y suponiendo que no haya sido G, sino A: ¿Podría justificar la rapidez de su llamada tal vez el hecho que G haya sido testigo de alguna otra fechoría de su amigo?

El puntaje hasta ahora es:
Joel: 3
ChicoCheco: 1
Guilherme: 0
La Mari: 0
Anderson: 0
Jose Maria: 0
Elena: 0

Cha mare.

El Tunche dijo...

No Joel a mi nadieses me influencia!!!!! , bueno posiblmente solo Luciano, a veces, pero ahora no. Soy un revolucionario, un contra. Seguirè neciamente con mi posiciòn, y estarè feliz de perder neciamente en este post policial/concurso que se acaba de convertir para mi en algo parecido a HAGA NEGOCIO CON CUCO de Ferrando (ese de las latas de leche gloria con papelitos).

CHICOCHECO CULPABLE, y en caso seas tù el culpable, como dice la mayoria, te considerarè complicè del checo.

Luciano dijo...

En realidad, no estoy de acuerdo con un punto. El q deja el mouse y el cargador es QUIEN NO PUEDE DISIMULARLOS. Ambos son aparatejos bultosos y generalmente molestan en los maletines/mochilas. En cambio una laptop puede disimularse incluso entre un grupo de libros...

No me sorprendería q lo único q hicieras fuera esconder la laptop entre tus libros y apelando a la conocida frase "el mejor escondite para algo es precisamente donde se supone q debería estar", seguro nadie vio de buscarla entre los tomos I y II del Weinberg...

Chicocheco tiene buena coartada con eso de la tilde. Insisto en q algo turbio se maneja, tal vez es de menos level... fácil solo trafica africanos o pretende sabotear el LHC.

supernena4 dijo...

Sí, por lo que tú dices me parece sospechosa esa rapidez en la llamada. Si ha sido G, definitivamente estaría compinchado con A. Si no ha sido G, la rapidez en llamar hace sospechosa su complicidad... Me parece raro que lo primero y más inmediato que hagas sea llamar a A.

Pero esperemos más datos de la historia... Por ahora ya lo sabes: Eres tú!! Y escondes la laptop entre los libros, debajo de la bandeja de la comida, como peluche para dormir... Ya se sabe.

Jomra dijo...

Salud

Pero si el mouse está al lado de la laptop, el tiempo que se tarda en agregarlo al robo es infinitamente pequeño, despreciable... (igual ya tenía ratón y lo que le faltaba era la laptop :P).

Todo puede ser un plan para culpar a Anderson por parte de Guilherme para que deporten a Anderson y así ser el único que habla portuñol en tu entorno. Cosas más raras se han visto (como España ganando la eurocopa, por ejemplo).

Hasta luego ;)

PD: Gracias por la bienvenida y por las felicitaciones, recién me entero de la dirección de tu bitácora (y de que tienes una), y del de Luciano, sea dicho...